Que es la Homoespagyria?

 

 

La Yatromathesis codificada por el Dr. Juan Carlos Avilés representa una actuaización del Paradigma Tradicional aplicado a la Medicina del Siglo XXI.

La Yatromathesis es, estableciendo una comparativa, el análogo Occidental de otras Medicinas Tradicionales (China y Tibetana de Extremo Oriente y de la Medicina Ayurvédica hindú), formas culturalmente diferentes de llevar a la práctica un único modelo de observación de los procesos vitales de los seres vivos, el de la Tradición Primordial.

La Yatromathesis, como actualización de la Medicina Tradicional de Occidente (MTO) es, por tanto, un sistema de carácter holístico en el que las diferentes dimensiones del hombre (biológica, psicológica, social,…) son contempladas y abordadas de forma conjunta, como un todo que prevalece sobre las partes, lo que condiciona y orienta todo gesto terapéutico.

Asimismo, la Yatromathesis establece una comparativa entre la naturaleza (macrocosmos) y el individuo (microcosmos) por la que las reacciones fisiopatológicas y de comportamiento de éste son interpretadas a partir de arquetipos y modelos observados en aquélla.

Para llevar a cabo esta operación, ubica la situación de la persona en el denominado Esquema General de la Yatromathesis un modelo universal de relaciones, en el que el funcionamiento del hombre y de la naturaleza están integrados y en perfecta armonía. En esa proyección, se evalúan los posibles desequilibrios, atendiendo a los Cuadros Reaccionales codificados para este sistema terapéutico en virtud de diferentes áreas de abordaje:

1. Tendencias metabólicas: Principios  

2. Terrenos orgánicos basados en la histología: Complexiones

3. Pautas comportamentales e integración cognitiva: Actividades Vitales

4. Adecuación de las reacciones biopsíquicas a sus propios ritmos y ciclos naturales: Expresiones  Biológicas

La Yatromathesis® concibe el hombre como un todo armónico que posee un cuerpo cuerpo físico (Principio Formativo) un cuerpo energético en el que desarrolla su vitalidad (Principio Adaptativo) y una consciencia individual que determina su conducta (Principio Identificativo). Así, cuando alguno de estos Principios se desajusta con respecto a los otros dos, se afecta la funcionalidad y el estado general del individuo, alterándose la salud y su bienestar.

Los tres Principios, definidos como orientaciones energéticas, se expresan en cuatro terrenos concebidos conforme a su semejanza con los cuatro estados de la materia: sólido, líquido, gaseoso y radiante o calórico.

Las Complexiones condicionan las características morfotipológicas del sujeto y vienen definidas por su desarrollo embriológico fetal y las situaciones soportadas durante los primeros meses de vida. Por ello, resulta fundamental compensar las reacciones propias de cada Complexión para que las tendencias individuales no pongan en peligro la totalidad del sistema.

La Yatromathesis® ha tipificado las funciones biopsicológicas en siete Actividades Vitales, entendiendo éstas como el conjunto de reacciones que afectan tanto al comportamiento orgánico como al psicosocial y que dependen de la integración en la consciencia de ciertos arquetipos universales.

Actividad Regenerante. Relación con el arquetipo materno, la nutrición, el hogar y el mundo inconsciente y onírico. A nivel orgánico, relacionado con el sistema linfático, las gónadas, el diencéfalo (tálamohipotálamo), la fracción dermoepidérmica, la médula ósea, el tubo digestivo los líquidos orgánicos (mesénquima, plasma, líquido céfalorraquideo, etc.).

Actividad Consolidante. Relación con el arquetipo paterno, la razón y el equilibrio entre lo objetivo y lo trascendente. A nivel orgánico, relacionado con el bazo, los huesos, el tejido nervioso, la fracción epidérmica de la piel, las faneras y el colon.

Actividad Modificante. Relación con los semejantes, la sociedad, el aprendizaje, la amistad y el desarrollo en general. A nivel orgánico, relacionado con el sistema neurosensorial y el aparato respiratorio.

Actividad Estructurante. Relación con lo institucional, el poder, la justicia y la organización. A nivel orgánico, relacionado con el hígado, el tejido conectivo y los músculos.

Actividad Atemperante. Relación con la pareja, la receptividad, la incorporación de aspectos ajenos, lo sensible y la belleza. A nivel orgánico, relacionado el aparato urinario, los órganos sexuales externos femeninos, el sistema venoso y las mucosas.

Actividad Dinamizante. Relación con el competidor, la conquista, la voluntad, el esfuerzo y la lucha. A nivel orgánico, relacionado con la vesícula biliar, el sistema de defensa inmunitaria, el sistema arterial y el órgano sexual masculino.

Actividad Ritmificante. Relación con el propio Yo y con el desarrollo de una personalidad integradora y armonizadora. A nivel orgánico, relacionado con el corazón, los ojos y la glándula timo.

Las Actividades Vitales, que van interaccionando entre sí a lo largo de la vida del individuo, deben estar en perfecto equilibrio. Por ello, en Yatromathesis existen diferentes protocolos de abordaje terapéuticoorientados a facilitar la rearmonización psico-física de todo el comportamiento vital.

 

La Yatromathesis distingue doce formas de expresión en el comportamiento psicofísico de los seres vivos. Estas, en analogía a los ciclos de la naturaleza, deben pasar de una a otra sin estancamiento y en armonía con el entorno natural y los ciclos biológicos.

Las Expresiones Biológicas resultan de la integración de un Principio (u orientación energética), una Complexión (o terreno) y una Actividad Vital(o área de influencia cognitiva).

 

Sola dosis facit venenum”, Paracelso*
* “Solo la dosis cambia una sustancia de veneno a medicamento”

La Homeoterapia emplea dosis cuantitativamente mínimas. LaYatromathesis , adscrita a este precepto, maneja rangos de concentración que oscilan entre 1×10-5 y 1×10-12, es decir, niveles de dilución entre la D5 y la D12.

De este modo, en los medicamentos de uso en Yatromathesis,elaborados por Heliosar, los principios activos de la sustancia de partida mantienen unos niveles de concentración fisiológica semejantes a aquellos en los que actúan elementos biológicamente activos en nuestro organismo, tales como enzimas, hormonas, oligoelementos y feromonas.

En consecuencia, en dichos medicamentos la sustancia de partida conserva toda su potencialidad terapéutica; pero ahorra al organismo el esfuerzo de metabolizar todo aquello que resulta residual, precisamente, por no encontrarse en los niveles fisiológicos adecuados, sino en concentraciones mucho mayores.

Tiene contraidicaciones?

No. Las reacciones que, en ocasiones, se producen, tales como la agravación momentánea de los síntomas clínicos, y que generalmente desaparecen muy rápido, no son efectos secundarios tóxicos ni indeseables, sino la respuesta del propio organismo en su proceso de regulación.

Deja un comentario